Dos mujeres atendidas en la cámara hiperbárica tras intoxicarse con un brasero.

Dos mujeres atendidas en la cámara hiperbárica tras intoxicarse con un brasero.

12-12-2017 Ambas fueron trasladadas desde la localidad de Alcalá y una de ellas ingresó en estado muy grave.

Un suceso acaecido en la madrugada de ayer puso de nuevo de manifiesto la utilidad de la cámara hiberbárica que se encuentra en el hospital de San Carlos y que, a fecha de hoy, sigue siendo la única que existe en un hospital público en toda Andalucía. Dos mujeres fueron atendidas de urgencia por inhalación de monóxido de carbono a causa de la mala combustión de un brasero que encendieron para mitigar las bajas temperaturas.

Ambas fueron trasladadas en ambulancia desde la localidad de Alcalá de los Gazules para ser tratadas en esta unidad específica habilitada en el hospital isleño que sigue en manos de Defensa y a cargo de especialistas de la sanidad militar, si bien en la actualidad -y tras algo más de tres años de la cesión de las instalaciones a la Junta- la práctica totalidad de pacientes que trata son usuarios del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Una de las pacientes llegó en estado grave y completamente inconsciente al centro isleño dado el largo tiempo que había transcurrido bajo los efectos del gas. Las dos mujeres, no obstante, consiguieron reponerse de la intoxicación en un breve plazo tras el oportuno tratamiento de oxigenoterapia que recibieron en San Carlos. De hecho, al trasladarlas a San Fernando consiguieron salvar la vida.

El suceso, en una fecha en la que este tipo de incidentes suelen ser bastante frecuentes, ha vuelto a poner sobre la mesa la vigencia de la cámara hiperbárica que se emplaza en La Isla, que ha sido uno de los puntos más controvertidos de la transferencia del hospital militar a la administración autonómica. Especialmente, al dejar de ser utilizada para tratar a pacientes de fibromialgia a pesar de la demanda que en este sentido había realizado la asociación de pacientes -Aifi- que trabaja en la localidad con cientos de afectadas, lo que desató en su momento una encendida polémica. De hecho, el uso de la cámara hiperbárica de San Carlos está todavía pendiente de ser regulado por ambas administraciones, Junta de Andalucía y Ministerio de Defensa. La unidad sigue en manos de la sanidad militar dado el interés que tiene para la medicina subacuática y para la Armada. Pero se trata de un recurso que la sanidad andaluza utilizaba desde antes incluso de que se hablara de la transferencia del hospital y cuyas posibilidades van mucho más allá del uso que tiene en la actualidad.

Dos mujeres atendidas en cámara hiperbárica por intoxicación. Carthago Servicios Técnicos.

Fuente: http://www.diariodecadiz.es/sanfernando/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>