El sistema Ulcemed se implanta por primera en España en Madrid para tratar las heridas difíciles de cicatrizar.

El sistema Ulcemed se implanta por primera en España en Madrid para tratar las heridas difíciles de cicatrizar, mediante cámara hiperbárica.

El sistema Ulcemed se ha implantado por primera en España en Madrid y sirve tratar las heridas difíciles de cicatrizar como, por ejemplo, las úlceras de pie diabético, principal causa de amputaciones.

En concreto, este sistema consiste en la aplicación de medicina hiperbárica a través de una cámara monoplaza de alta presión (hasta 3 atmósferas). Y es que, según datos de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV), los pacientes diabéticos tienen un 25 por ciento más de riesgo de sufrir una úlcera en una pierna que, si no se trata, puede acabar con la pérdida de la extremidad.

De hecho, se estima que siete de cada diez amputaciones en España se deben a la diabetes. Ante esto, la medicina hiperbárica ha demostrado su eficacia en úlceras en numerosos estudios. Por ejemplo, en el caso de las ocasionadas por diabetes, se ha comprobado que frena la hipoxia, el factor que más influye en los fenómenos proinflamatorios que tienen lugar en una herida o úlcera; produce colágeno y nuevos vasos sanguíneos (neoangiogénesis), así como un control mejor de la infección, lo que conduce a la mejor cicatrización de las úlceras.

Además, una revisión de estudios, publicada en la revista ‘International Wound Journal’ sobre el tratamiento del pie diabético con medicina hiperbárica, ha mostrado que reduce las amputaciones y mejora la cicatrización de las úlceras. No obstante, no todos los tratamientos con medicina hiperbárica son iguales.

En este sentido, el Comité de Oxígeno Hiperbárico de la Sociedad Médica Subacuática e Hiperbárica (UHMS, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos señala que para que sea eficaz el paciente debe respirar oxígeno al cien por cien de una manera continua dentro de una cámara, a una presión en el interior mayor a 1.4 atmósferas absolutas.

La exposición de partes aisladas del cuerpo a oxígeno al cien por cien o el tratamiento en cámaras portátiles de plástico o vinilo no son consideradas por la UHMS como terapias con oxígeno hiperbárico.

“Para conseguir que el tratamiento sea efectivo, es necesario proporcionar al paciente una inhalación continua de oxígeno. En el caso de una cámara monoplaza esto se obtiene gracias a la presurización total del habitáculo con dicho gas y una ventilación continua durante toda la sesión capaz de desplazar al resto de gases como el CO2″, ha comentado el director de Ulcemed, Sergio Calvo.

OTRAS INDICACIONES

Por otra parte, los diferentes comités internacionales de Medicina Hiperbárica también han indicado esta terapia en casos de sordera súbita neurosensorial, insuficiencias arteriales, heridas de difícil cicatrización, oclusión de la arteria central de la retina, lesión por aplastamiento, síndrome compartimental y otras isquemias traumáticas agudas, osteomielitis refractaria.

Otras indicaciones son infecciones necrotizantes de tejidos blandos, lesiones por radiación, quemaduras térmicas, enfermedad descompresiva, anemia severa, gangrena gaseosa, abscesos intracraneales, intoxicación por monóxido de carbono, embolismo gaseoso e injertos y colgajos en riesgoautismo, esclerosis múltiple, fibromialgia, lesiones neuronales, enfermedad de Crohn o Perthes.

El sistema Ulcemed ha empezado a utilizarse en una clínica en Madrid pero sus impulsores confían en que en los próximos meses pueda estar disponible en hospitales de toda España, los cuales se han interesado por incorporarlo a sus tratamientos en heridas relacionadas con la vascularización.

Fuente: www.telecinco.es

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>