Hace una semana que River se prepara en cámaras hiperbáricas.

Hace una semana que River se prepara en cámaras hiperbáricas.

Todavía falta más de una semana. El jueves 19 debutará River por la Copa Libertadores, la gran obsesión de Gallardo y compañía, pero el plantel ya está jugando el torneo continental desde hace varios días. Claro, es que la presentación por la Copa será ante San José de Oruro. Y aunque el equipo boliviano sin dudas tendrá lo suyo, más que los 11 jugadores rivales preocupan los 3.735 metros sobre el nivel del mar en los que tendrá que jugar River: la plaza con mayor altura de toda la Copa Libertadores, incluso más elevada que La Paz. Y para empezar a prevenir los efectos de jugar en esas condiciones, los jugadores empezaron a asistir por grupos desde la semana pasada a un centro de medicina hiperbárica.

¿Qué? Un centro de medicina hiperbárica. ¿Y de qué se trata? Las estrellas de estos centros médicos son las cámaras en las que se meten los pacientes, en este caso Teo Gutiérrez, Barovero y compañía: son tubos que están a una presión equivalente a unos diez metros bajo el agua y que cuentan con máscaras para que, ya en esas condiciones de presión, empiecen a respirar oxígeno. Así, se genera un efecto terapéutico que muchas veces es utilizado por deportistas para acelerar el proceso de recuperación en lesiones y que también le servirá a River para su aventura en Oruro: se produce un incremento de capacidad de transporte de oxígeno de la sangre y eso es clave en la altura, donde justamente falta oxígeno. Está comprobado que ir a las cámaras hiperbáricas durante varios días previos a un partido en la altura mejora la capacidad para adaptarse a aquellas condiciones y el cuerpo técnico de Gallardo no iba a dejar ningún detalle librado al azar: en ese sentido, también está programado hacer base en Santa Cruz, donde no hay altura, e ir a Oruro sólo a jugar.

Así, los jugadores están yendo en grupos de a tres (ayer les tocó a Cavenaghi, Vangioni y Pisculichi) y permanecen dentro de las cámaras de 60’ a 90’. Un trámite, tal vez algo aburrido, pero que será clave para afrontar el primer partido del principal objetivo que tendrá River en un año de grandes y variados objetivos. Y no quieren quedar de cámara en el debut.

YO DIGO: Gustavo Mauvecin (médico, especialista *)

“Precondiciona al cuerpo”

El método hiperbárico ha sido probado: después de una investigación hecha en el Aconcagua con diez deportistas se comprobó que, tras diez sesiones de cámaras, mejoraron un 10% el consumo de oxígeno y el metabolismo mejoró su utilidad. En este caso pasa lo mismo: como en la altura disminuye la presión del oxígeno es esencial aprovecharlo de mejor manera, y las cámaras precondicionan al cuerpo a que las arterias transporten más oxígeno. Por eso también se utiliza en lesiones, ya sea fracturas o desgarros: los tejidos se regeneran más rápido y la recuperación puede demorar la mitad del tiempo.

*Director Médico del Centro de Medicina Hiperbárica de Mar del Plata.

River también se metió en la cámara hiperbárica.

Fuente: http://www.ole.com.ar/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>