Marci Acuña visita la cámara hiperbárica del Hospital Insular y destaca que sólo hay dos acreditadas en Canarias.

Marci Acuña visita la cámara hiperbárica del Hospital Insular y destaca que sólo hay dos acreditadas en Canarias.

El consejero de Bienestar Social y Sanidad del Cabildo de Lanzarote, Marciano Acuña, ha visitado este martes la cámara hiperbárica que se encuentra en el Hospital Insular desde 1996, para atender problemas médicos generados por la práctica del buceo. Tras la visita, el Cabildo ha destacado que sólo hay dos cámaras hiperbáricas acreditadas para uso sanitario de toda Canarias: la de Lanzarote y una más en el Hospital Universitario de Tenerife.

Además, la Corporación ha hecho público que “en pasado meses”, el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, rubricó el contrato de adjudicación para la dirección y gestión del servicio de medicina hiperbárica del Hospital Insular con la empresa Hiperox Lanzarote. El objetivo de la visita de este martes, según Marci Acuña, era “dar a conocer a la sociedad de Lanzarote que en la isla contamos con esta infraestructura para atender las 24 horas del día, los 365 días del año, a cualquier accidente que tenga que ver con el buceo y el mar”.

Al respecto, desde el Cabildo destacan que Lanzarote ofrece a los más de 100.000 turistas que eligen cada año la isla para la práctica del buceo un añadido más, que garantiza la seguridad de sus inmersiones. “El disponer en Lanzarote de este servicio médico, constituye un valor diferenciado y factor determinante añadido para que sea la isla y no otro destino del archipiélago el elegido por una gran parte de este segmento del turismo que representa el 5,4% de los turistas que visitan al año la isla”, sostiene la Corporación en un comunicado.

Según el centro de datos del Cabildo de Lanzarote, durante el 2013 fueron 103.282 los turistas que practicaron buceo en Lanzarote, lo que es considerado una actividad turística en crecimiento que cada año va adquiriendo mayor auge.

Acuña estuvo acompañado en la presentación, entre otros, por la presidenta del Consorcio de Seguridad y Emergencias, Soraya Brito; el director del Hospital Insular, Domingo de Guzmán, y el director médico que gestiona la cámara hiperbárica, José Antonio Olmos. Durante la visita, Acuña afirmó que “el tener cerca un servicio como éste para un turismo creciente como es el de buceo, aporta mayor calidad al destino”, por lo que desde la primera Institución se optó por “renovar dicho compromiso de mantener este servicio en las instalaciones públicas del Hospital Insular con la cesión de la gestión de la cámara a esta empresa, por un periodo de 4 años y un canon al Cabildo de 9.000 euros anuales”.

La empresa, además de dicho canon, se compromete a realizar mejoras en el servicio y a seguir manteniendo la infraestructura y hacerla sostenible y viable en el tiempo”, sostuvo el consejero.

Por su parte, el director médico del servicio, José Antonio Olmos, fue el encargado de explicar en qué consiste dicha cámara. Según Olmos “estos servicios abarcan desde los tratamientos a los accidentados por actividades subacuáticas, así como a pacientes que tengan otras enfermedades en las cuales el tratamiento con oxígeno hiperbárico sea fundamental para su curación y recuperación.

A este servicio del Hospital Insular, que “neutraliza fundamentalmente el nitrógeno que es lo que provoca la enfermedad del buzo”, se han incorporado recientemente otras terapias para deportistas, tanto para recuperación de lesiones, overtraining o preparación física para sus pruebas deportivas. Asimismo, se ofertarán servicios de oxigenoterapia hiperbárica a pacientes que quieren aprovechar los efectos de mejora en la recuperación de determinadas cirugías.

El director médico y especialista de este servicio explicó que durante los últimos años en la cámara hiperbárica del Cabildo han sido tratados pacientes con diversas patologías, como ceguera súbita, pie diabético, cistitis hemorrágicas, radionecrosis de mandíbula, gangrenas y otros. El oxigeno que se dispensa en la cámara, cuyo tratamiento puede oscilar entre 1 y 36 horas, siendo lo habitual tratamientos de unas 6 horas, tiene efectos muy exitosos en otras enfermedades como en envenenamientos por gases tóxicos, infecciones necrotizantes, accidente trombótico hemorrágico de cerebro vascular, para la osteomielitis, la cicatrización en problemas de heridas o ulceras y para incluso la consolidación de fracturas o intervenciones de estética en procesos de regeneración celular.

En la isla de Lanzarote se viene prestando esta asistencia desde hace 18 años, fundamentalmente en los accidentados de buceo de todas las islas del archipiélago, con un historial de más de 130 pacientes que han precisado de dicha terapia y dado asistencia a otros 200 buceadores.

Durante la presentación, también estuvieron presentes el representante de la Asociación Profesional de Escuelas y Centros de Buceo en Lanzarote (BUCO) y la representante-técnico de Turismo de AETUR, Delma Duque, quienes ratificaron la importancia de que se siga contando en la isla con este servicio “ya que es condicionante para que muchos turistas de buceo elijan los fondos marinos de Lanzarote y no otros, por la cercanía y garantía de seguridad que les ofrece el disponer en el destino de un servicio como éste”. La empresa adjudicataria del contrato oferta este servicio sanitario a los clubes de buceo de Lanzarote a precios especiales.

Por último, el consejero de Bienestar Social y Sanidad de la primera Corporación insular espera que “este tipo de tratamientos dispensados en la cámara hiperbárica, a través de esta empresa, sea extendido y empleado para asistencia médica a otros pacientes, igualmente con tarifas especiales mediante acuerdos puntuales”.

Cámara hiperbárica en Lanzarote, Canarias.

Fuente: www.lavozdelanzarote.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>