Un método “mágico”. La cámara hiperbárica en el deporte.

Un método “mágico”. La cámara hiperbárica en el deporte.

La lesión que Sergio Agüero sufrió en el duelo contra Nigeria encendió una luz de alarma en Argentina, que pierde -según el médico del plantel, Daniel Martínez, sólo en el partido contra Suiza- a uno de sus puntales en ofensiva.

A “Kun” la lesión le pegó feo en lo anímico, de acuerdo a los que contaron sus allegados en Ciudade do Galo. La posibilidad de perderse lo que resta de Brasil 2014 le carcome su cabeza. Por ese motivo, desde el cuerpo médico argentino comenzaron a trabajar en el operativo retorno.

Según versiones de personas allegadas al cuerpo técnico, el primer paso fue mantener alto el ánimo del jugador del Manchester City. Es por eso que en el búnker argentino parece estar vedada la palabra desgarro. “Tiene una lesión muscular de grado uno”, dijo Martínez y comenzó a buscar alternativas para acelerar el proceso de recuperación.

La “bendita” y al parecer “mágica” cámara hiperbárica es la apuntada como gran aliada para Agüero. Mediante este proceso, se intentará acortar los plazos naturales que requiere una lesión. ¿Qué es lo que realiza esta cámara?

Galo Antonio González Rodríguez es médico y gerente del único centro en Tucumán, donde se pueden realizar este tipo de tratamientos, y explica cada paso de un proceso que le permitió aFernando GagoAugusto FernándezEzequiel Lavezzi y Ángel Di María recuperarse de diferentes dolencias. “Estas cámaras aumentan la presión atmosférica lo que genera mayor oxigenación en la sangre. Esto permite que el proceso de regeneración de tejidos se realice mucho más rápido que de costumbre”, afirmó el especialista. Y su explicación puede graficarse con ejemplos valederos. En 2002, David Beckham había sufrido la fractura de un dedo de su pie izquierdo que prácticamente lo dejaba afuera de la cita en Corea y Japón. El volante inglés fue sometido a este tratamiento y pudo jugar ese Mundial. Algo similar le ocurrió a Francesco Tottidurante la previa del Mundial 2006, en Alemania. El italiano había sufrido una fractura en el peroné izquierdo. La bendita cámara hiperbárica aceleró los tiempos y Totti pudo estar presente en el cuarto título Mundial de la azzurra. Y antes de viajar a Brasil, el alemán Sami Kedhira superó una rotura de ligamentos gracias a este tratamiento.

“Las sesiones en la cámara le permiten al organismo aumentar el tránsito de oxígeno de entre 23 a 27 veces, implicando menos tiempo en la curación de lesiones”, explicó el gerente de Biobarica, el centro ubicado en avenida Brígido Terán 805, resaltando un método que, en este momento, parece ser la única salvación para Agüero.

“En el último tiempo, Miguel Fernández y Albano Becica, jugadores de San Martín, se recuperaron de diferentes lesiones gracias a este tratamiento”, afirmó González Rodríguez, dejando en claro que el método puede ser utilizado en otro tipo de afecciones. “Está indicado para todas las especialidades; medicina clínica, diabéticos, lesiones vasculares o nerviosas, ACV, neurológica, fracturas y en pacientes con artritis y artrosis, entre otras”.

A eso apunta “Kun” para dejar atrás el mal y poder volver rápido a escena.

Cámara hiperbárica en el deporte.

Fuente: http://mundial2014.lagaceta.com.ar/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>