Un tiburón de 7 metros merodea por la ría de Vigo.

Un tiburón de 7 metros merodea por la ría de Vigo.

El escualo, que se alimenta sólo de fitoplacton, fue avistado por marineros de Vigo, Pontevedra y Arousa.

REDACCIÓN Un tiburón peregrino de siete metros de largo y una mandíbula descomunal recorre el litoral vigués. Sus características ponen los pelos de punta. Es de los más grandes avistados en esta zona y, aunque tiene pequeños dientes bien afilados y acostumbra a acercarse a la costa, no debe cundir el pánico; no es una especie carnívora.

El escualo, cuya especie está considerada de las más grandes del mundo, fue avistado durante las últimas semanas entre las islas Sisargas y Cíes. Marineros de las cofradías de las rías de Vigo, Pontevedra y Arousa se encontraron ya cara a cara con su tenebrosa mandíbula, que llega a alcanzar un metro de diámetro en los ejemplares más grandes. “Pese a sus características y a que sí tienen dientes, no son nada peligrosos ya que se alimentan de fitoplacton”, tranquiliza el portavoz de la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos (CEMMA), Alfredo López.

Los avistamientos de este tipo de tiburones en la costa gallega son frecuentes. “No se ven todos los días, pero sí varias veces al año”, explican los expertos. Se trata de una especie de la que todavía se desconocen certeramente sus movimientos. De hecho, puede ser hallado a lo largo de todo el mundo, desde las áreas polares hasta en océanos tropicales. “Aunque no se sabe mucho sobre sus desplazamientos, lo más probable es que el que se ha avistado aquí pueda llegar a las aguas del sur de Inglaterra”, opina Alfredo López.

 Comida. El portavoz de CEMMA asegura que aunque estos tiburones suelen estar de paso, el avistado durante las últimas semanas en el litoral vigués ha encontrado comida suficiente como para quedarse algún tiempo más de lo normal. “Si lo han visto ya varias veces y continúa aquí, lo más seguro es que haya localizado un buen banco de comida y por eso aún anda por la zona”.

Aunque son mansos y pueden llegar a incordiar a los pescadores al enredares entre sus artes de pesca, como ha sucedido ya en alguna ocasión en la que este tiburón apareció entre redes de marineros, éstos deben evitar hacerles daño, ya que se trata de una especie protegida.

El tiburón peregrino, en las inmediaciones de las Islas Cíes

Fuente: www.farodevigo.es

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>