Una terapia mágica. Cámaras Hiperbáricas.

Una terapia mágica. Cámaras Hiperbáricas.

No se trata de una leyenda, sino de un tratamiento que ha probado con creces su efectividad desde que comenzó en Sancti Spíritus hace más de 20 años: la oxigenación hiperbárica, un privilegio con el cual solo cuentan cuatro lugares en el país.

En la cámara hiperbárica espirituana se asumen los casos desde Camagüey hasta Cienfuegos para atender enfermedades como los accidentes vasculares encefálicos, traumas medulares, la esclerosis múltiple, la cefalea migrañosa, el pie diabético, por solo mencionar algunas.

En el Hospital General Universitario Camilo Cienfuegos actualmente se atienden diariamente unos 20 casos con esta terapia con un original medicamento, las concentraciones de oxígeno a bajas presiones.

La Medicina Hiperbárica y Subacuática comenzó aquí para dar trato a los buzos y a quienes presentaban determinadas enfermedades relacionadas con la navegación aérea y aeroespacial. Progresivamente se fueron incorporando el resto de las patologías.

El proceder de la cámara hiperbárica consiste en comprimir el aire que se purifica y se hace respirable lo que genera presión de 2 atmósferas absolutas y en esas condiciones se le administran al paciente los gases por vía respiratoria.

Los especialistas aclaran que para recibir estos beneficios se necesita una remisión médica y entre las contraindicaciones mencionan la epilepsia, la claustrofobia, procesos respiratorios agudos, otitis y sinusitis.

Este tratamiento ambulatorio resulta de considerable utilidad en algunas urgencias, entre ellas los accidentes del buceo como la enfermedad descompresiva y la hiperpresión intratorácica, la gangrena gaseosa, el síndrome compartimental agudo, la sordera súbita por trauma acústico y la isquemia de los vasos de la retina.

Antes de entrar a la cámara hiperbárica los pacientes precisan cumplir algunas rutinas de rigor como darse un buen baño, no usar perfumes, cremas ni otros ungüentos, no utilizar prendas, encendedores, ni fósforos; vestir solo las batas del hospital, entre otras exigencias.

Y todo ello para que esta terapia haga sus reconocidos milagros relativos a la cicatrización, la oxigenación de los tejidos, aceleración del metabolismo celular, disminución de los edemas, alivio del dolor, su acción inmunomoduladora, bactericida, bacterostática, entre otros beneficios.

Una terapia mágica. Tratamiento en cámaras hiperbáricas.

Fuente: http://www.radiosanctispiritus.cu/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>